¡Socorro, la lanza directiva está rota!

Actualizado: sep 17

Érase un mundo en el que de repente todo cambió, para todos, sin excepción.

Aunque si somos sinceros, ya hacía mucho que veníamos observando señales cada vez más claras de que las cosas no funcionaban tal y como estaban, y que algo pasaría que nos obligaría a cambiar.

Y es que, si miramos con franqueza a nuestra realidad, hace ya mucho que nos faltan verdaderos líderes a los que seguir y emular, ¡quedan muy pocos!.


La lanza directiva está rota, se rompió cuando empezamos a dejarnos arrastrar por el cortoplacismo que no genera sostenibilidad y futuro, cuando ganó la batalla lo material ante las personas, cuando hablamos sólo de cuentas de resultados sin entender que son las personas las que hacen posible que esos P&L nuestros crezcan, cuando nos escudamos en el poder en lugar de ganarnos el respeto de nuestros equipos. Fue entonces cuando perdimos la batalla del verdadero liderazgo.

Durante el confinamiento tuvimos tiempo de reflexionar mucho y muy profundo sobre muchas cosas de la vida, del sistema, de nuestro propio modo de vida, de nosotros…ha sido el momento de enfrentarnos a quienes más tememos: a nosotros mismos.

El mundo ha cambiado radicalmente, pero al volver a salir ahí fuera parece que se nos han olvidado las reflexiones y pensamos que podemos volver a lo antiguo como si no hubiera pasado nada, queremos recuperar lo que teníamos antes y además hacerlo de la forma que lo hacíamos antes, negamos la realidad, miramos atrás en lugar de mirar adelante y aceptar lo nuevo. Y eso no es posible.

Pero ya es hora de resurgir, de sacar esa fuerza y ese liderazgo que llevamos dentro, ¡el mundo nos necesita!.

Es hora de despertar nuestra creatividad dormida, de abrir la mente sin miedo a una nueva realidad, a una nueva forma de hacer las cosas, es hora de crear alianzas con otros profesionales y otras empresas para generar más valor.

Si haces lo mismo de siempre, eres uno más.

¡Atrévete, rétate!, busca apoyos, recursos nuevos y diferentes, no aceptes el “siempre lo hemos hecho así”. Tus equipos te necesitan en forma, y para eso necesitas resucitar emocionalmente, recuperar la ilusión. Tú llevas dentro el liderazgo, vuelve a conectar con él, respíralo, conéctate con él y vuelve ahí fuera con valentía, con ideas frescas, da ese paso de locura y sé ese líder del futuro. Visiona, crea un nuevo mundo, sé una persona abierta a los cambios, atrévete a escuchar nuevas ideas por descabelladas que te parezcan, reta a tu mente, apóyate en tu equipo y genera la confianza suficiente como para que ellos se apoyen en ti, y es así como lo conseguirás. ¡Vamos al ataque!.

Ahora te estoy escuchando pensar: “ya, es cierto, si yo quiero, pero…por dónde puedo empezar?”.

Aquí te lanzo algunos tips:

- Lo primero de todo, fortalece tu músculo emocional: sin duda es el primer paso, empieza por trabajar tus miedos, tus frenos, aquello que te hace aferrarte a lo de antes y no te deja avanzar hacia lo nuevo. Reconecta contigo mismo, respira tu fuerza interior, ella te dará el impulso y la energía que necesitas para empezar a mirar al futuro con ánimo y fuerza.

- Auto motívate: nadie lo va a hacer por ti, pero ¡tú eres perfectamente capaz de hacerlo!, apóyate en tus fortalezas, en aquello que te hace sentir ilusión y te devuelve la energía y te hace recuperar las ganas de hacer cosas nuevas, de aportar tu granito de arena al nuevo mundo.

- Desbloquea tu mente: si la despojas de los miedos paralizantes y otros factores que le generan estrés y no la dejan funcionar bien, ella te llevará a conectar otra vez con la creatividad y dejará que fluyan las nuevas ideas.


- Sé flexible como los juncos: y ya puestos a desbloquear, ábrete a nuevos escenarios, a nuevas formas de hacer, explora lo nunca hecho antes, no te pongas frenos.


- Apóyate en las personas: no te quepa duda, aquí es donde encontrarás las muletas en las que apoyarte a la hora de avanzar por este camino incierto. Amigos, familia, compañeros, tu equipo…¡todos los que tengas a tu alcance y te generen confianza!.

Como ves, casi todo está relacionado con cómo eres capaz de utilizar tu mente y la inteligencia emocional. Te recuerdo que nuestro querido Daniel Góleman, que de esto sabe mucho, nos dice que “Tus habilidades emocionales contribuyen al 80% del éxito en la vida, las intelectuales sólo al 20%”. Así que todo indica que quizás es por aquí por donde debemos empezar antes de abordar otros temas más técnicos.

Necesitamos a todos nuestros líderes vivos, despiertos, ilusionados y listos para dar lo mejor de ellos mismos, ¡Te necesitamos, despierta!.

Somos mentes abiertas al cambio.

¡Somos Awakers!.


#liderazgoconsciente

#yocuidodemigente


0 vistas

Awaken people, sustainable business

648 807 038 / 717 771 300

info@awake-spain.com

Únete a la Comunidad Awake
No te pierdas nada y lidera con nosotros esta revolución.

AWAKE © 2020